LA BRUJA MALVADA

Sábado 11 de febrero de 2017
por  Zoe
popularidad : 25%

LA BRUJA MALVADA

Había una vez una bruja malvada que vivía en una casa solariega en el medio de un bosque profundo. Se llamaba “el bosque de las tinieblas.” Esta bruja tenía un ojo maléfico en el que se podía ver la muerte de cada persona. Cada noche unos padres contaban esta historia a sus tres hijos. Anna, la mayor era muy seria, ejemplar. Era muy estudiosa y obedecía a sus padres. Era la hija modelo. Anna era muy guapa y graciosa. Tenía el pelo ondulado y suave como una nube. Tenía los ojos almendrados, de color miel. Su boca roja como una rosa y su piel blanca como la nieve. Tomas, tenía el pelo de color chocolate. Sus ojos eran azules como el mar y brillantes como diamantes. Su nariz era chata y sus labios eran finos. A Tomas le gustaba mucho el deporte, era hábil y activo. Le gustaba mucho resolver los enigmas. Era inteligente, sociable y generoso. El menor, se llamaba Luis. Era un niño perezoso como un oso. Era desordenado y muy mentiroso. Tenía el pelo de color caramelo, sus ojos eran verdes como limones y sus labios rosas como el amanecer.

Un día los tres niños decidieron ver a la bruja sin que los padres supieran. Por la noche decidieron encontrarse a las diez. Cuando llegaron Anna no estaba segura de entrar. Entonces dijo : « no quiero llamar a la puerta. Es que me da miedo y creo que los padres no están de acuerdo ». Luis y Tomas protestaron : « oye Anna ya estamos delante de la puerta, no hicimos todo este camino para nada. Vamos! ». La bruja abrió y los invito a su casa.

La bruja estaba vestida con un vestido de piel de animal. Era muy vanidosa. Su pelo era de color blanco y gris, era largo y sucio. Su piel era del mismo color que un libro antiguo. Tenia ojos de color negro como el carbón. La nariz era puntiaguda y tenia muchas verrugas. Sus labios eran finos y sus dientes muy amarillos. Olía muy mal, a cebolla. Sus uñas eran muy largas y feas. Los niños tenían escalofrío pero entraron. La casa estaba hecha de piedra y era muy antigua. Adentro estaba todo oscuro y espacioso. Había mucha mugre y muchas telarañas. La bruja propuso a los niños jugar a un juego. Entonces los niños decidieron jugar a esconderse. Tomas abrió un armario. Cuando lo abrió había un muerto. Súbitamente, la bruja apareció y asesino a Tomas. Cuando los niños oyeron el tiro se fueron rápidamente.

Luis y Anna no encontraron el camino, estaban en el bosque perdidos. De repente, los árboles empezaron a moverse, brutalmente las raíces salían de la tierra. Anna gritó con todas sus fuerzas aterrorizada. « Hay que correr, hay que correr, vamos ! Luis y Anna se pusieron a correr. Pero estaban tan cansados que se dejaron caer. Se durmieron de cansancio. De pronto un elfo apareció y con su barita mágica paró las raíces y los arboles y se quedaron inmóviles. Un poco después el elfo resucitó a Tomas. Con un poco de polvo mágico el elfo llevó a Tomas, Anna y Luis a su casa sin hacer ruido. En tres segundos el elfo desapareció.

Por la mañana los niños hicieron como si nada hubiera sucedido.